Cómo prevenir la intoxicación por monóxido de carbono

Cómo prevenir la intoxicación por monóxido de carbono
Con un registro de temperaturas bajo cero, calefaccionar los hogares es vital. Por eso es importante conocer las precauciones que hay que tener para evitar posibles accidentes.

Pedro Muñoz, ingeniero y subcomisario jefe de la División de Investigaciones Periciales de la Policía, habló sobre las medidas a tener en cuenta a la hora de calefaccionar los hogares.

Con temperaturas bajo cero llegó el invierno, para no correr riesgos y mantener los ambientes del hogar cálidos, el comisario compartió algunas recomendaciones y advirtió con preocupación que los vecinos comenzaron a usar medios poco convencionales, como lo son las hornallas y los hornos, entre otros.

“Que la gente tenga en cuenta que no se debe de calefaccionar ni con hornos ni con hornallas, y si ve que hay un ollinamiento en la parte superior de los artefactos que están adaptados a gas, que por favor llame a un gasista matriculado que haga verificar esos artefactos y que ventile su domicilio constantemente”, aconsejó.

“El monóxido de carbono se produce por una mala combustión, por la deficiencia de oxígeno que hay en el ambiente. Nosotros recomendamos que se ventilen las viviendas durante el día por 5 minutos, dos o tres veces al día. Si el color de la llama (de los calefactores, ornallas, etc) es amarilla, verifiquen que haya ventilación, que hagan verificar antes de la etapa invernal todos los artefactos que son suministrados por gas, que evalúen los conductos evacuadores de gas (que no se encuentren tapados por nidos o sucios), por una cuestión de seguridad en el domicilio”, explicó.

Para realizar las limpiezas en la salida de gas de las estufas, se recomienda llamar a un “gasista matriculado” para que realicen la labor de manera correcta, “verificando la totalidad de los artefactos que son abastecidos a gas” y no genere consecuencias lamentables en un futuro.

La llama de los diferentes aparatos alimentados a gas deben de ser azules, no de otro color, como el amarillo. En el caso de que se torne de este color, se debe a una falta de oxígeno. Cuando existe una falta de oxígeno la combustión se encuentra incompleta y genera monóxido de carbono (un gas letal) y agua.

En caso de tener nauseasvómitos o cefaleas constantes, se debe de llamar al número 100 (Número de emergencia de superintendencia de Bomberos) para que se pueda verificar las instalaciones en conjunto con la empresa de gas que sea prestataria del servicio.

Fuente: LOA

Comparte en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *